jueves, 27 de febrero de 2014

LA ESCUELA QUE PUEDE DESAPARECER PORQUE LA QUIEREN CERRAR

Se trata de la primaria Gral. Manuel Belgrano, Nº 1223, de la zona rural de Bouquet (departamento Belgrano). La institución educativa es de Jornada Completa con Albergue y única de la zona donde  asisten alumnos en su mayoría provenientes de hogares muy humildes, y en situaciones de riesgo. En la escuela encuentran un lugar de contención, donde estar protegidos del hambre, del frío, de  la violencia o en casos hasta de las adicciones y la delincuencia que reina en su entorno. Hace tres años que no se permiten nuevas inscripciones y hoy quedan solamente 6 alumnos de los más de 120 que supo tener hasta hace unos años. Tanto las familias como el personal escolar se encuentran pasando una situación de incertidumbre ya que no se han dado respuestas de parte de las autoridades de por qué no se aceptan inscriptos. La escuela secundaria, que también funcionaba en el mismo edificio, ya fue cerrada y se teme que ocurra lo mismo con el nivel primario. Leé la conmovedora nota que hicieron llegar desde la institución educativa para que la misma pueda ser salvada.
 ¿Cual es el interés real del gobierno santafesino por la educación? Es de público conocimiento que en nuestro país la calidad educativa viene decayendo en la ultima década, pero en Santa Fe, sumado a esta realidad, he detectado que muchas escuelas, especialmente del ámbito rural, están siendo cerradas. Me da vergüenza, sabiendo las necesidades educativas que presenta nuestra provincia, viajar por las rutas, y ver kilómetros tras kilómetros edificios educativos cerrados desmoronándose por el abandono.
Seguramente el gobierno argumentara que la población rural descendió, que no hay gente viviendo en los campos, pero justamente el cerrar las instituciones educativas es uno de los motivos por los cuales los chacareros y peones se trasladan con sus hijos a los centros urbanos.
También conozco casos de instituciones que teniendo alumnos, el gobierno optó por pagarles a estos niños transporte hasta el centro urbano más cercano, en vez de mantener el núcleo rural abierto. ¿Es una cuestión de billetera? ¿De comodidad? ¿Comodidad para quien? No se piensa en los niños, el desarraigo que sufren, dejar su escuela, sus compañeros, y el trastorno que ocasiona viajar varios kilómetros por día. Esta comprobado que en la mayoría de los casos, estos niños  no culminan sus estudios ya que no logran adaptarse a cambios de tal índole de un momento al otro.
Esta situación me preocupa mucho. Y la intención de esta nota es dar a conocer el caso específico de la institución a la que pertenezco. La escuela primaria en cuestión se llama Gral. Manuel Belgrano, Nº 1223, de la zona rural de Bouquet (departamento Belgrano). Es de Jornada Completa con Albergue (la única de la zona). No se si conocen la escuela, pero es hermosa, un paraíso en medio de tanto ruido y alboroto que hay en la sociedad actual. Aquí llegaban jóvenes de toda la zona (digo llegaban porque hace tres años que no se permite nuevas inscripciones) en su mayoría provenientes de hogares muy humildes, y en situaciones de riesgo. En la escuela encontraban un lugar de contención, donde estar protegidos del hambre, del frío, de  la violencia o en casos hasta de las adicciones y la delincuencia que reina en su entorno. Se que no somos el lugar (ni lo queremos ser) en donde tratar a jóvenes con problemas de adicciones o delincuencia, pero estoy seguro que en esta institución se hace un trabajo de prevención que no tiene precio; con un joven, que le saquemos a la calle, a las drogas, a la delincuencia o a la explotación infantil, creo que nuestro trabajo está pagado; y aquí eso lo hemos visto en numerosos casos. En esta escuela tratamos de mostrarles a estos niños, que otro tipo de vida, de relaciones, de futuro es posible. La escuela poseía 300 horas de campo, con el cuál se mantenía, y además ayudaba a las escuelas del distrito Bouquet. En el mismo momento que alguien toma la decisión de cerrar las inscripciones, el ministerio le saca el campo a la escuela y lo da en alquiler a un privado, que le paga ahora a la provincia. Entonces, muchos de los problemas por los cuales la institución educativa se está viniendo abajo, es porque el edificio es enorme y no cuenta con esos fondos que antes tenía.
¿Vamos a dejar que se cierre? Hace tres años que los alumnos, y el personal estamos pasando una situación de incertidumbre, no tenemos respuestas de por qué no se inscriben alumnos. Teníamos en el mismo edificio educación secundaria, esa ya la cerraron; en la primaria nos quedan 6 alumnos (llegó a tener más de 120), no dejemos que también se cierre. ¿Nos ayudan a pedir una respuesta? ¿Nos ayudan a difundir esta nota?
Soy docente de dicha institución, por el momento no puedo dar mi identidad, porque si otra costumbre tiene este gobierno, es el de sancionar a quienes piden algún tipo de respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada