sábado, 24 de marzo de 2012

El certamen para alumnos de escuelas agrarias sobre manejo de ovejas, que se lleva a cabo en AgroActiva, ha realizado algunos cambios en el sistema de evaluación. Hay buenas expectativas en torno a la cantidad de participantes.
La diversificación que ha alcanzado AgroActiva en sus actividades complementarias dentro de la muestra es muy amplia y permite encontrar desde la cosechadora de última generación hasta un alumno de una escuela agraria mostrando la esquila de una oveja.
En la próxima edición de la feria, del 6 al 9 de junio, se realizarán las Segundas Ovinpíadas Argentinas, organizadas por la Escuela para Capacitación de Ovejeros de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Nacional de La Pampa. El certamen es una competencia para jóvenes ovejeros de escuelas agrarias de todo el país que se llevan a cabo en el marco de AgroActiva Ganadera. “Para este año la expectativa está centrada en el aumento de la cantidad de escuelas participantes, estimando se duplique el número de inscriptos respecto de 2011”, aseguró Carlos Nuevo (referente de los organizadores).
Quienes le dan forma al sector ovino de la exposición (alumnos, escuelas, docentes, técnicos, criadores, asociaciones) coinciden en  que “AgroActiva es una entidad que está completamente desvinculada de otros intereses que no sean los del productor”, señaló Nuevo. Luego agregó: “Para los organizadores de las Ovinpíadas esto representa un tema trascendental porque brinda libertad para pode trabajar y ha caído muy bien en las asociaciones de criadores que han brindado su apoyo”.
Además, entre otro de los puntos que se destacan para la elección de AgroActiva como el lugar elegido para el concurso ovino, se subraya la repercusión mediática que se logra. Por la enorme cantidad de medios de comunicación que cubren la expo se obtiene gran ayuda para difundir no sólo el evento sino también la actividad ovejera que necesita recuperarse en el país.

Se puntuarán distintas actividades

De acuerdo a lo informado por Carlos Nuevo se ha perfeccionado el sistema de preguntas y actividades prácticas, en base a la experiencia sumada en la primera edición del concurso y en las Ovinpídas mundiales que se desarrollaron en Nueva Zelanda (Argentina fue 4ª).
“Los cambios tienen que ver –explicó el licenciado en zootecnia- con el tipo de pruebas debido a que en nuestro país el número que se les exigía a los participantes era muy alto, alrededor de 30 entre las que se sorteaban las tres que harían los estudiantes”. A partir de la modificación serán no más de 12 las pruebas, lo que permitirá un mayor perfeccionamiento sin distraer tiempo en una cantidad innecesaria de actividades.
Las pruebas de esquila, sanidad y reproducción son las áreas fundamentales que serán evaluadas. En este sentido, en la esquila se evalúa desde el tiempo de trabajo hasta la perfección con que se realiza la tarea; no sólo la esquila total del animal sino también la esquila de ojos, ubre, entrepierna y prepucio en carneros.

Por otra parte, en lo que refiere a reproducción se apunta al reconocimiento externo de las cualidades reproductivas tanto de la oveja como del carnero, la revisación del estado corporal previo al servicio en las hembras y otros aspectos que están directamente relacionados al manejo de una majada en un establecimiento de cría ovina.

Calificación de los alumnos

La puntuación se realiza mediante planillas en las que se otorgan calificaciones de tiempo y perfección en las tareas que  realizan los estudiantes, tanto en la teoría (se efectúan tres preguntas) como en la práctica donde los participantes demuestran sus capacidades en las áreas mencionadas. “Finalmente las escuelas deben presentar un proyecto de gestión que apunte a promover una actividad como la que están realizando en su región de origen. Es importante tener en cuenta que este año posiblemente tengamos participantes desde Tierra del Fuego hasta Santiago del Estero, pasando por la región Pampeana, Cuyana o Litoral”, concluyó Carlos Nuevo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada