viernes, 28 de enero de 2011

SOLEDAD FESTEJO SUS 15 AÑOS EN COSQUIN

La séptima luna de Cosquin volvió a brillar como es costumbre sin tener que pensar en el clima. Fresca y justa para ver lo que iba a pasar en el escenario mayor.
En esta oportunidad Soledad festejó sus quince años de carrera que justamente comenzó en Cosquín en 1996 y desplegó un show interesante lleno de invitados, en la 51 edición del Festival Mayor de Folclore, que contó además con las destacadas actuaciones de Nacho y Daniel, Argentino Luna, Carlos Cabral y Sergio Gallegillo.
Una plaza prácticamente completa fueron testigos del recital de la Sole quien rememoró sus 15 años de trayectoria con la convocatoria de figuras como Orlando Vera Cruz, Leandro Lovato, Lucho González y la agrupación cordobesa Banda XXI, con quienes realizó una recorrida por buena parte de su clásicos.
Así, fueron pasando desde "A Don Ata", su primer gran éxito, hasta la novísima "Chacarera para mi vuelta", pasando por "Pilchas gauchas", "Amarraditos", "Déjame que me vaya" y unos efectivos mix de zambas y chacareras que pusieron a la plaza de pie, aunque como dijo ella al final del espectáculo "me faltaron los huaynos y `El humahuaqueño`, que no pude hacer por razones de tiempo".
Soledad, fue otra de las figuras que debió recortar su actuación por cuestión de tiempo de escenario.
El cantor surero Argentino Luna, nuevamente convirtió a la bulliciosa plaza en un teatro, empuñando su guitarra y voz.
También invitó a Alberto Oviedo y Germán Montes a cantar composiciones como "Canta el cantor", "¿No los vieron?", "Gallito del aire".
Otro de los destacados fue el cantautor Carlos Cabral que aprovechó muy bien el tiempo con zambas y chacareras de su nuevo disco solista "Estados del alma" secundado por sus músicos y 20 bombos legüeros, simbolizando la "Marcha de los bombos" santiagueña, encabezada por el Indio Froilán González.
Nacho Prado y Daniel Campos, ex integrantes de Los Guaraníes, mostraron un muy buen concierto, recibiendo la ovación de la noche, con composiciones clásicas de aquella época como "Tutú el último cantor" -dedicado a los Cantores del Alba"-, "Dale negrita" y "Yo el aventurero".
El cantautor Mario Alvarez Quiroga fue muy bien recibido en su regreso al escenario "Atahualpa Yupanqui" luego de siete años y en lugar de entonar algunos de sus himnos para el aplauso fácil, eligió temas nuevos.
En el final de la velada, pasadas las 5 de la mañana, Sergio Galleguillo y su banda trajo al escenario la frescura y la magia del carnaval de La Rioja con harina, aloja y papel picado, con algunas de sus composiciones más reconocidas del estilo de "Vamos a la chaya", "Solita y sola", "Agitando pañuelos", "Candombe para José" y "Para los ojos más bellos", y declaró sobre el escenario su disconformidad por la hora en que algunos números suben al escenario.

EL CAMINO DE INCONCLUSO DE CAFRUNE

La velada se completó con el misionero Joselo Schuap quien próximamente recorrerá el tramo que le faltaba hacer al recordado Jorge Cafrune cuando perdiera la vida en la carretera en una situación aún hoy no aclarada, para llegar como destilo final a Yapeyú y tiene en su poder el cofre que llevaba el cantor al momento de su deceso y el buen cantor rosarino Luis Baetti, quien también regresaba a Cosquín después de una larga ausencia, con un tributo al autor y compositor Chacho Muller.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada