sábado, 9 de octubre de 2010

LA PRIMERA SEMIFINAL FUE PARA SPORTIVO.

En un partido jugado a buen ritmo por ambos equipos Sportivo se quedó con el triunfo ante Kemmis, en el primero de los dos partidos semifinales.
La mínima diferencia se justificó recién en los últimos 20 minutos cuando el equipo de nuestra ciudad se fue quedando físicamente aunque no futbolísticamente.
El espectáculo brindado por las hinchadas fue impagable, aunque quien más se destacó fue la verdinegra, al punto tal que la pirotécnica fue tantas que en un momento no se veía de tribuna a tribuna.
El cotejo arrancó a buen ritmo con un Kemmis que desde el vamos salió a buscar el partido teniendo por momentos buen toque en su línea de ataque.
Es para destacar la entrega de todo el conjunto dirigido por Rocha, quien fue una y otra vez sobre el arco de Ceberio aunque sin éxito en el cometido de marcar.
Buen trabajo de Sánchez en la zona central, asistiendo a un Fermani inspirado que cada vez que tomó contacto con la pelota fue para la preocupación del local.
Sportivo, trató de quitarle la pelota al verdinegro, y cuando lo lograba era por el lado de Bosoletti, donde se armaba el juego que era entregado hacia Bochietti, bien marcado por la defensa de Kemmis.
A esta altura se habían producido varias llegadas hacia el aro del lobo y Farías en el otro lado se había lucido ante tapadas que tenían destino de red.
Contrariamente a lo habitual le costó a Giacomini erigirse en conductor y armador de juego aunque cuando tuvo oportunidad marcó su calidad.
Corrieron los minutos con ataques alternados hasta que Santillán dio por terminado los primeros 45 minutos, con un empate en blanco.
En la segunda parte Torrente buscó darle más profundidad al ataque haciendo ingresar a González por Pizichini, que poco había aportado al juego del lobo.
Con esta variante ganó peso ofensivo el local y comenzó a manejar la pelota pero sin llegar a coinvertir, más allá de las intenciones ofensivas que siempre fueron anuladas por posiciones adelantadas.
Lentamente Kemmis comenzó a sentir el cansancio del trabajo realizado y se fue notando las diferencias entre uno y otro, los de acá trabajaron hasta cerca del partido, los de allá solo juegan al fútbol y eso se nota a la hora de mantener el ritmo de juego.
Por eso se llega a los 30 minutos y en una de las tantas jugadas de pelota parada que vino desde la derecha de Kemmis, Mansilla que entraba de atrás logro conectar la pelota y establecer el gol que a la postre sería de la victoria.
Desde allí al final hubo diferencia física que fue lo suficiente para que el local pudiera mantener el resultado hasta el pitazo final.
Honrosa derrota de Kemmis, que en una semana tendrá la alternativa de revertir este resultado y seguir con la esperanza de ser finalista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada