domingo, 15 de agosto de 2010

UN DÍA SE VOLVIÓ A SONREÍR

En un partido que no aparecía simple a primera vista y más después del resultado contundente en contra de la primera rueda, daban la alternativa a Almafuerte de buscar por todos los medios de quedarse con los tres puntos.
Los celestes recibían nada más ni nada menos que a Atletic Montes de Oca, que venía ostentando ser escolta del Kemmis en la tabla.
El partido comenzó hasta los 5 minutos con el visitante tratando bien la pelota jugando con precisión y llegando hasta la última línea del celeste.
Pero el local comenzó a hacer sentir su presencia en la zona de medios donde la recuperación se hacía precisa y desde allí salía el ataque.
Por ello no extrañó que jugadores de buen pie como los Fernández y el cada vez más dúctil Perassi, comenzaran a marcar la diferencia y en una y otra oportunidad llegaban hasta las barbas de Ramírez que comenzaba a erigirse en figura por su trabajo.
Por ello no extraño que a los 11 minutos el tanque Venezia recibiera en la zona defensiva de Montes de Oca un pase de Perassi, y observando si estaba adelantado, para el asistente no, enfiló hacía el arco y venció a Ramírez sin atenuantes.
Fue entonces donde se vio al mejor Almafuerte al que todos pretenden ver y aplaudían cada una de sus jugadas, con un rural que siempre que tomaba la pelota llevaba cierto riesgo hacia Sosa.
Desde los pies de Amaya el jugador distinto y de los Castel, dos jugadores interesantes iban llevando a su equipo hacia adelante tratando de empardar el resultado pero no se les daba.
Restando tres minutos para terminar la primera parte una infracción que sanciona Correa en contra de Venezia, éste se gana la amarilla y comienza a reclamarle al juez quien lo vuelve a amonestar y por consiguiente le muestra la roja.
Parecía que el panorama en los minutos que restaban se venía la noche para Almafuerte más no fue así ya que a los 45 casi sobre el cierre de la etapa una excelente jugada de Maxi Fernández, se lleva las marcas hasta el fondo echa un centro al corazón del área y el otro artillero celeste conecta con precisión y establece el dos a uno y el final de la etapa.
En el complemento la falta de un hombre en el celeste hacia presuponer que la cosa de pondría difícil, pero no fue así, parecía que el hombre de menos lo tenía el visitante.
El cotejo se puso interesante ya que de uno y otro lado se preocupaban por llegar a marcar, fue allí donde Almafuerte comenzó a marcar diferencia y llegar con asiduidad a Ramírez.
El uno cerró en varios ocasiones la posibilidad de que el celeste marcara y por el otro lado Sosa hizo lo suyo para evitar caer.
Pero esta posibilidad se quebró a los 24 minutos cuando Amaya, tomó la pelota en la mitad de la cancha y comenzó un raid hacia el arco celeste, dejó a cuando jugador rival se le cruzó en el camino y con un certero tiro venció a Sosa, que nada tuvo que hacer.
Con el 2 a 1, parecía el panorama iba a ser duro para el local, pero supo neutralizar los ataques del canario que seguía buscando el empate, que no llegaba.
A los 29 una infracción en el área visitante sanciona Correa penal Nahuel Fernández es el encargado de ejecutarlo y lo tira sobre el travesaño dejando de lado la posibilidad el aumento ye ir cerrando el partido.
Pero los minutos corrieron, a los 35 vio la roja Juan Martin Castel, por doble amonestación y el final llegó con el 2 a 1 justo por lo hecho en la cancha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada