sábado, 13 de junio de 2009

LA DIGNIDAD DE UN RETIRO...

El 7 de junio de 2009 será una fecha distinta para Iván Porchietti. Cuando tras la derrota del Kemmis ante Sportivo Las Parejas, con su bolso futbolero encaminó su rumbo para compartir con la familia una determinación ya pensada, se plasmó en realidad, su carrera como jugador había terminado hacía minutos; nada que ver el resultado, no era "abandonar" el barco, su dignidad le marcaba que sus esfuerzos no alcanzaban para lo que el pretendía dar.
Iván como la mayoría no hacen del fútbol liguista su modo de vida, hay que hacer otra cosa para poder vivir y el desgaste se hace notar y su dignidad le hacía ver que estaba en un lugar en el que ya muchas cosas no salían a su pedido y que era la hora de no desfraudar a sus compañeros y a él mismo. Entonces qué...dejar, palabra dura para quien supo ganarse un lugar en el corazón de la hinchada verdinegra, para quien supo de los laureles del triunfo, para quien por más de 15 años dejó en cada pelota que disputó su sello y su leal dureza de "quebracho", porque en la liga hay que poner pero lealmente, eso fue Porchietti. Eso que le servirá para mirar a los más chicos y decirle al fútbol hay que darle todo, hasta que te das cuenta que el físico pide un descanso.

Y la familia...esa pared inmensa que respalda cada acto que se hace con el amor y el cariño, como cuando se defiende una camiseta del club querido y es querido, que te dice porque no seguís y él responde porque ahora los domingos serán para familia y el fútbol: el gusto de ir a verlo y sufrir desde el alambre y querer llegar a cada pelota como cuando estaba adentro.

Ese acto de dignidad, de respeto al compañero, de sinceridad con el técnico y de amor al fútbol, engrandece aún más la figura del CHORRI.

Un 7 de junio del 2009, la historia del Kemmis, dirá que ese hombre fuerte y leal que vistió la casaca del Kemmis, en un acto de respeto y dignidad dijo: "dejo el fútbol, mi rendimiento ya no alcanza como yo quiero".

Salud Ivan Porchetti por la dignidad de saber retirarse por la puerta grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada