domingo, 14 de junio de 2009

DE POCO SIRVIO EL EMPATE

La llegada de uno de los punteros de la zona oeste a Las Rosas, daba la oportunidad de ver un partido interesante y una ultima carta a jugar por parte de Almafuerte en busca de un lugar en la clasificación.
Argentino, tras el accidentado partido que le gana a Montes de Oca, llega como líder, pero Almafuerte se preparó para este compromiso, con algunas variantes producto de lesiones que llevaron al cuerpo técnico a hacer algunas modificaciones.
El partido se inició con un ritmo lento, de pocas intervenciones de los arqueros, aunque a medida que avanzaban los minutos Curone comenzó a trabajar para evitar la caída de su valla.
El visitante vía Schoning o Sachi, complicó por el sector derecho del local, donde Robledo era permanentemente sorprendido en el dos - uno, con un fondo que tampoco marcaba como se debía y Menichelli, comenzó a poner en alerta a Almafuerte.
Hacia el otro lado no había un rendimiento acorde con la necesidad del momento, algunos chispazos de Perassi, lograron abrir una carta de esperanza, pero fue eso una esperanza que se esfumó, sin tener un ladero para poder armar algo de riesgo para Rugura.
Un enredado y confuso Ortiz, intentaba vaya a saber que forma de llegar al arco rival generalmente chocando con los defensores o perdiendo la pelota en forma increíble.
En las oportunidades que tuvo siempre equivocó la forma o por débil remate o por no arriesgar ir al piso para conectar la pelota con destino de red.
Con este panorama se llegó a los 34 minutos de la primera etapa donde Schoning, tras una buena combinación del celeste visitante, abre el marcador con que finalizaría la primera etapa.
En el complemento todos esperaban una recuperación de Almafuerte cosa que no ocurrió y si bien Argentino siguió jugando de la misma forma, el celeste local no encontraba acomodar la forma de jugar y encontrar la llegada al gol.
Se producen cambios en Almafuerte, y aunque parezca mentira el ingreso de Di Santis por Lisandro Toia, que solo puso empeño pero no gravitó en el partido le dio por el sector derecho una mejor contención a los avances que se desarrollaban por allí.
Entonces, Fenandez tuvo otra compañía por la derecha y se neutralizaba defensivamente los avances parejenses.
El partido se mantenía en un tono gris en el juego, aunque Almafuerte comenzó a buscar más cerca del arco de Rugura sin complicarlo demasiado, hubo pelotas que llegaron desde las bandas y que solo había que empujarlas y no se lograron. Hasta que esa continuidad de embates sobre la valla de Argentino tuvo su premio a los 48 minutos cuando una falta sancionada cerca del área de Rugura, lo ejecutó Fernandez y Perassi, que siempre está a la pezca, conectó de cabeza ante la mirada azorada del 1 visitante estableciendo lo que sería el empate final del cotejo.
No le alcanza a Almafuerte el empate para una aspiración de clasificar, lo que si se impone desde ahora es repasar una serie de aspectos de cara al certamen Clausura, entre ellos si la llegada de algunos jugadores de afuera rindieron en la medida que se esperaba en desmedro de valores locales que por mucho menos dinero podrían rendir mucho más y en defensa de la camiseta que aman.
Cada uno de estos aspectos tienen nombres propios, que como corresponde, los responsables técnicos sabrán evaluar si es conveniente que sigan o darle oportunidad a los de las inferiores que en muchos casos han dado muestra de capacidad para jugar en primera sin tanto cartel como algunos jugadores que llegaron este año.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada