miércoles, 10 de junio de 2009

BALANCE DE AGROACTIVA

En AgroActiva se sembraron esperanzas y sueños.
AgroActiva cerró con gran éxito su 15º edición, llevada a cabo en la Estancia La Berta de Ballesteros, del 3 al 6 junio. La exposición más representativa del sector agropecuario del país congregó durante sus cuatro días a 181.400 personas con la premisa de abrir una puerta a la esperanza. El evento se desarrolló en un contexto de incertidumbre y desánimo de parte del campo pero, de todas maneras, una vez más este sector productivo tan importante en el desarrollo del país demostró que está de pie, que nunca baja los brazos, que apuesta a futuro y que todos empujando hacia un mismo lugar conseguirán más pronto las soluciones que necesitan.
En AgroActiva confluyeron los empresarios, productores agrícolas, contratistas, ganaderos, aeroaplicadores, entidades gubernamentales y público en general, quienes participaron de cuatro jornadas de encuentro, capacitación, actualización, contactos y negocios, en un ámbito de esperanza. No fue una AgroActiva más, fue una muestra de valores, una muestra de reivindicación del sector y un punto de partida para que la rueda comience a girar nuevamente.
Una característica saliente de la edición 2009 fueron la cantidad de lanzamientos, con los que las empresas mostraron su trabajo y visión de futuro pese a las dificultades. Cerca de 15 firmas presentaron nuevos equipos aprovechando la oportunidad que presentó AgroActiva por la gran convocatoria de público específico, interesado en tomar contacto con las nuevas tecnologías para las actividades agrícolas.
Asimismo, los organizadores también redoblaron la apuesta y ofrecieron a los miles de visitantes un nuevo espacio en la exposición denominado Aeroaplica. Este sector, dedicado a la aviación agrícola, ocupó una manzana y media en la estática y contó con la coordinación de la Cámara de Aeroaplicadores de la Provincia de Buenos Aires (CAPBA) y la sponsorisación de SpeedAgro. Expositores del rubro estuvieron presentes con sus stands, junto a los distintos modelos de aviones y que se expusieron al público.
También hubo demostraciones dinámicas de aeroaplicación (fumigación y siembra), con la participación de pilotos prestadores de estos servicios, lo que despertó la atención de centenares de visitantes quienes observaron el accionar de las aeronaves.
Pero no todo fue desde el aire: las pruebas a campo de los tradicionales equipos terrestres formaron parte del cronograma diario de actividades de AgroActiva, con una excelente presencia de empresas que llevaron a las dinámicas más de 200 “fierros”, inclusive varios de los que fueron presentados en los stands de las firmas en el sector de estática. Desde la mañana hasta casi el horario de cierre de cada jornada el público se trasladó hacia los lotes de maíz y avena predeterminados para ver las máquinas en movimiento, una cita ineludible para los visitantes de la muestra.
Otra de las apuestas del año fue la renovación del espacio ganadero en la feria. Allí se logró profundizar el lugar de trascendencia de la “muestra viva” en AgroActiva y, mediante el auspicio del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), se realizó un amplio ciclo de conferencias y charlas a cargo de destacados especialistas del rubro ganadero. Se expusieron ejemplares de reproductores de las distintas razas que se crían en el país, aportados por reconocidas cabañas, y se concretaron remates especiales de ganado ovino y porcino. Además, como todos los años la Cooperativa Guillermo Lehmann llevó a cabo la subasta de unas mil cabezas de bovinos de carne y leche.
Para el esparcimiento del público en general el sector de equinos amplió su oferta de atractivos con actividades durante tres días. Se realizaron demostraciones de saltos hípicos y partidos de pato, además de diversos juegos campestres con los caballos. En tanto, para los entendidos, desde la Revista Equinos –organizadora del espacio- se brindaron distintas charlas y talleres teórico-prácticos sobre sanidad animal.
Por último, AgroActiva dio un paso más hacia adelante en el plano internacional, con la presencia de varios expositores del extranjero y, lo que es más importante para las empresas argentinas –fundamentalmente fabricantes de maquinaria agrícola y agropartes-, un buen número de visitantes de distintos países del planeta. Hubo 16 operadores internacionales en la Ronda de Negocios que concretaron casi 300 entrevistas con industriales locales, y delegaciones de varias regiones del mundo que recorrieron la muestra para actualizarse y generar contactos comerciales con las empresas argentinas.
El balance general de los distintos actores de la exposición fue positivo, más aún teniendo en cuenta las adversidades actuales del sector agropecuario. En definitiva, AgroActiva dejó como mensaje “la alegría de contribuir a que esas dificultades disminuyan”, tal como lo señaló el presidente de la feria, Luis Nardi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada